Noticias

27 octubre 2016

Matías Pilet: “La acrobacia es una manera de conectarse con la gente “

Por Pilar Higuera

Una madre maneja junto a su hijo de noche por la Ruta 5. Matías no olvidará jamás las palabras que empleó su madre para describirlo: “He dado la vida y la muerte”. Erika le cuenta a su hijo cómo, el día de su nacimiento, dio a luz a una hermana gemela muerta a término del embarazo. En estado de shock, Matías parte a la búsqueda de sus orígenes, acompañado de Olivier Meyrou, quien desarrolla el trabajo documental y previo desde Francia, calando en la casa de los padres de Pilet en Villarrica e incluso volviendo al germen de su familia, escarbando sus raíces mapuches en las tierras de Arauco al sur de Chile.

La historia ha viajado por años desde el sur de Francia y en esta novena versión de Cielos del Infinito llega a inaugurar el festival con un espectáculo abierto para estudiantes este jueves 27 en el Colegio Británico, donde desde hace varios días se encuentran haciéndose parte y conociendo el espacio. Volviendo de una tarde en la Reserva Nacional Magallanes y tras encontrarse con el viento característico de la zona, Matías, protagonista tanto de la historia como del espectáculo mismo, descansa de una jornada de entrevistas, intérprete de francés, elongación y trabajo.

¿Cómo se llega a una nueva ciudad y se monta una obra en otro lugar?

Es algo que, aunque hemos hecho muchas veces, como espectáculo que viene de Francia hay que decir que uno se acostumbra a buenas condiciones de espacio. Acá sabíamos que iba a ser complicado, por lo que la primera tarea es pensar en cómo adaptarlo. Hay factores, como por ejemplo el no contar con graderías acá, que cambian un poco el espectáculo y aunque suene raro, eso es lo genial. El espectáculo vivo está en continua adaptación. Para nosotros es un ejercicio constante e incluso hay cosas que quizás van a quedarse así para la función siguiente, como también hay lugares a los que vas, juegas y te vas, pero llegar a lugares así te nutre de todo lo que hay alrededor. Acá está el tema es como del viento, la naturaleza. Eso sin duda te da algo para nutrirte y avanzar, que es nuestro trabajo.

Pasando al tema de la obra, ¿cuál es el ejercicio que te permite llevar una experiencia tan cruda al escenario? ¿Cómo es el camino hacia la construcción del espectáculo mismo?

La historia es cruda, es cierto. Y si lees el relato por cierto es fuerte. Para mi, por ser una historia personal que rechacé por tanto tiempo, sucedió que no sabía cómo afrontar y, como adolescente que era al empezar con esto, a veces pensaba que la historia pertenecía a madre y eso me mantenía atrás. Cuando decidí hablarle a Olivier sobre esta historia lo hice porque sabía que de ello saldría un trabajo en torno a eso.
Por otro lado, lo que me ayudó a enfrentar esa historia fue entender que la había olvidado: se me vino a la mente haciendo acrobacia. Hay un estado que busco en la acrobacia que una vez un amigo definió como auto-hipnosis, que es un estado en que un cerebro se corta, y aunque pienso en cosas, no son “cerebrales”. Ahí es donde el cuerpo habla y es como, un dia, haciendo algo muy violento acrobaticamente, esa historia volvió y entendí que es por ello que me muevo. No hubo necesidad de ningún ejercicio, pues la historia misma es el motor que me hace saltar, gastar energía hasta estar agotado, caer al suelo y respirar a más no poder. Así es como hice de este relato, que creí era de mi madre, en mi propia historia. es parte de la manera en que enfrento a la gente, me relaciono con las personas que me rodean y no solo un espectáculo que se monta cada cierto tiempo.

Siendo un proceso que resulta tan personal, ¿qué trabajo se enfrenta para transformarlo en un espectáculo público?

Esa es obra de Olivier. Habiendo visto varios de sus documentales y su manera de trabajar, supe que él sabría tomar una historia como esta y contarla desde un foco documental, pero por sobre todo intentar hacer que la historia se vuelva universal. Que te toque aunque no tengas ni la más mínima relación con esa historia y que por muy alejado de tu realidad te logre acercar. Por supuesto vendrá gente que tan solo gustó del espectáculo y eso lo hizo conectar, pero el hecho de que suceda una conexión es esperado. Desde lo personal, se trata de cómo atravesar esa historia desde un punto de vista super neutral y nuevo a la vez. Renacer un poco, que es algo que nos pasa a todos en algún momento de la vida y puedes identificarte con eso. Por otro lado y desde que tengo raíces mapuches, trabajamos con Karen Wenvl con el objetivo de acercarnos a esas otras generaciones y acercarnos a su vez a la naturaleza, y desde que hacemos la obra los espectadores han valorado esa relación con la naturaleza y ahí hay otro punto de conexión. Por lo demás siempre habrán personas con una historia muy similar y no sé si es más fácil conectar para ellos. Hay que partir de la base de que no hay una sola manera de entender. Cada uno puede ver lo que quiere y nunca va a ser falso. Si sientes algo viendo una obra hay algo que te lleva a sentir y pensar eso. No hay mucha vuelta que darle.

En su reseña mencionan que se trata de una obra que mezcla ficción y realidad, algo que vemos muy a menudo en la literatura. ¿Hay alguna cercanía con ello?

Pero no al interior de la obra misma. En el espectáculo vivo, tenemos que estar de acuerdo en que por un lado está el público y por otro el artista y lo que sucede al centro es el arte. No hay una obra tal. El artista entrega algo y el espectador lo mira o lo vive y de ello nace algo. Por eso es que pueden haber 200 espectadores y eso significa 200 lecturas distintas Eso es lo interesante en el arte y en lo que hacemos. El arte es el encuentro de varias sensibilidades que crean un objeto que es único o, si así se quiere, es el encuentro de realidades en torno a un ficciones. Distinto a una película, que una vez que está lista dices “ahí está”. Creo que nunca se podría decir realmente que una obra “es” algo, pues se sigue construyendo todo el tiempo y puedes continuar. Constante integración de aspectos de la realidad de ese momento y la ficción de lo que quedó, que a mi me encanta, porque sería aburrido de otro modo y no me interesa hacer lo mismo una y otro vez.

Ya que para ti la acrobacia es tu propia forma de expresión, parte de tu realidad. ¿Qué significa para ti colocar ficción en ello?

 

Lo que yo hago cada vez que entro al escenario es no pensar en la historia. Hay un momento documental previo con el relato de mi mamá, que es cuando se grabó la primera vez que lo conversé. Mi trabajo es salirme de todo eso y pensar en que no enfrento mi propia historia, sino que voy -o intento- enfrentarlo como si fuera la primera vez o como si no fuese mi historia, porque de ese modo saldrá algo que inevitablemente viene de adentro y se encontrará con la forma documental que viene del exterior. Para Olivier la parte de ficción es muy importante y el me hizo ver: este tiene que ser un espectáculo impersonal. Hablamos de la historia de tu mamá, incluso sale ella en el video, entonces para protegerme decidimos contar la historia de la manera en que lo hicimos en el texto. La conversación en la carretera es algo que nunca pasó, pero es el enfoque que necesitábamos darle para alejar al sujeto que interpreta.

Este fin de semana se estrena la obra en el festival. ¿Qué esperas que suceda, particularmente aquí, en la región?

Es muy emocionante aunque visualizarlo no sea fácil. En otros lados tu hablas de “circo” y nadie piensa ver payasas ni leones. Uno a veces tiene el miedo de que pueda molestar el hecho de que no sea ni circo, ni danza, ni documental, sino algo que mezcla muchas cosas, por lo que es bueno tener un momento previo para transmitir estas cosas. Lo que me gusta de venir al fin mundo (y que al llegar aquí me puedo dar cuenta de por qué se dice así y estoy maravillado), es que mostramos lo que somos a gente que quizás esta sea la única oportunidad de encontrarnos otra vez. Es muy incierto y creemos que esa incertidumbre es rica. Es muy importante venir a la gente y sobre todo a través de esta obra que es bien bizarra. Sabemos que desde acá y de muchas zonas alejadas la oportunidad de ver circo o teatro es en un video en Internet. Lo que hacemos aquí es algo más cercano a la gente. La acrobacia es una manera de conectarse con la gente y generalmente el circo es a la inversa. Es como decir “mira lo que hago que tu nunca vas a poder hacer”. Cuando nos encontró Antonio Altamirano y nos contó que se trataba de venir para acá y traer espectáculo a la gente, nos hizo mucho sentido y la verdad es que aquí y en cualquier parte del mundo sabes que de eso va a salir algo. No sabemos qué, pero tiene que ocurrir arte entre dos.

Categorías

Red Periferias - Red de festivales regionales de artes escénicas de Iberoamérica

Etiquetas

#CerroCastillo#cielosdelinfinito10años#hechoenmagallanes#Porvenir#PuertoNatales#PuertoWilliams#PuntaArenasabonosada vilaróAdrián SchvarzsteinAndrea Barríaartesartes escénicasartes visualesartistas callejeroscartelera punta arenasciclo de cineciclo de cine argentinoCielos del InfinitoCielos del Infinito 2015cIELOSDELiNFIITOCielosdelInfinitocielosdelinfinitoamanocierlos del infinitocinecine punta arenascircoconcursoconvocatoriaCooperativismo culturalcorocoyhaiqueculturadanzaderechos humanosencuentro festivalesentrevistaescuelaescuela cielos del infinitoescuela de formaciónEscuela de Formación Cielos del InfinitoEspacio Cultural La Ideaespacio natalisEstación Mapochofestivalfestival cielos del infinitofestivalesfin del mundofotografíaFranciagestión culturalgraciasgraffitigraffiti en lanahito 10 añosiberoamércainauguraciónindustrias creativasjoyeríajunquilloKaudal cooperativaKika Valdésla coral de la palabraLa Mona IlustrelanaattackLorena AlvarezMagallanesmaría paz calabranoMatías PiletMono GonzálezmuralismomúsicaOliver Meyroupanorama punta arenaspanoramas punta arenasPatagoniaPatricia Mixpelículas argentinasperformanceperiodismo escolarPerspectiva Magallánicaplaza de armas muñoz gameroprácticasproducciónProyecto Apublic present 43 horespúblico presentepuerto natalesPuerto Williamspunta arenasqué hacer en punta arenasredoléssantiagoSMart ChileStgotallertaller danzaTaller de danza infantilTaller de MuralismoTaller de periodismotalleresTarabustteatrotrabajo en procesotrabajos en procesouniversidad de chileValparaíso es un Cuentovoluntariadovoluntariosyarn bombingYarnbombing